Cómo mejorar la frecuencia cardiaca con Apple Watch

¿Sabías que puedes usar tu Apple Watch para documentar y mejorar la frecuencia cardiaca? Conociendo la existencia de esta posibilidad de mejora te brindaremos en este artículo algunos tips que te ayudarán a plantearte esta base como meta principal.

La frecuencia cardiaca es uno de los signos vitales que define el número de ocasiones que nuestro corazón late por minuto. Esta puede variar ya que, si tenemos una frecuencia cardiaca en reposo, tal como su nombre lo indica, es la base sobre la cual late el corazón cuando se encuentra relajado. Mientras que la frecuencia cardiaca alta que es incrementada con el esfuerzo bajo el objetivo de proveer más energía y oxígeno para la actividad desempeñada. Para mantener un óptimo control de la misma con el Apple Watch deberás seguir estas recomendaciones:

Selecciona el entrenamiento adecuado: El Apple Watch posee la capacidad de captar de forma automática el entrenamiento que realizarás, aunque en muchísimas ocasiones este puede equivocarse, convirtiéndose en un problema para el análisis de tu frecuencia.

Por esta razón lo que deberás es escoger el entrenamiento exacto para que puedas detectar cuál es el movimiento más acorde según el ejercicio que efectúas. Por lo que, no te desplazarás de la misma manera al hacer yoga que al nadar en una piscina.

Haz presión en la correa: Podría caracterizarse como uno de los errores más comunes en el Apple Watch, el no ajustar la correa es uno de los puntos que ocasiona falsas lecturas dentro del dispositivo.

El Apple Watch debe colocarse en contacto directo con la piel, pero sin siquiera estar muy apretado, y claro está, tampoco tiene que estar demasiado flojo. La correa debe ajustarse para que el reloj pueda leer los pulsos correctamente ya que, al moverse demasiado, principalmente cuando los movimientos son bruscos, ocasiona daños relevantes en la medición del ritmo.

Deja un comentario

Categorías