noviembre 13, 2018
Posted by

El teléfono Pixel 3 ha tenido una venta muy relevante, sin embargo se ha descubierto que cada día existen más problemas con el dispositivo, el más reciente es el caso de sobrecalentamiento o cuando el móvil se apaga porque se recalienta.

Sin lugar a dudas hay una diversa lista de inconvenientes similares y esto suele ocurrir en todo lanzamiento cuando son populares.

Lo que no es frecuente es que el propio fabricante no sea capaz de arreglar el dispositivo dañado, esa es la situación actual que se está presentando entre los usuarios del Pixel 3, muchos de ellos han compartido sus mala experiencia con este aparato.

Al parecer el problema radica en que Google no tiene los repuestos suficientes para la pantalla del dispositivo Pixel 3, así como también la parte trasera de cristal.

Con este nuevo modelo estos dos componentes son los sensibles a cualquier golpe y pueden romperse con facilidad, por tal motivo el servicio técnico ha recibido  notificaciones y quejas de los usuarios que desean cambiar tanto la pantalla como la parte trasera de su teléfono, sin embargo no responden esta demanda.

¿Entonces si el fabricante no puede reparar dicho inconveniente que se debe hacer? Al servicio técnico no le queda otra opción que esperar algún repuesto para poder solucionar, inclusive los servicios que están afiliados con Google no son capaces de aceptar los encargos.

Al parecer es muy claro que la falta de previsión es de Google, lo cual nos dice mucho de la producción del pixel 3, lo que no puede ser una casualidad es que las piezas que tienen el inconveniente, son las que más faltan y tienen problemas de producción. Por tal motivo, es probable que se note una cantidad limitada de piezas destinadas a esa reparación o tal vez sea un fallo de logística.

Sea cual sea la situación está la existencia de muchos usuarios que no están nada contentos al esperar un tiempo determinado para que Google haga solución del inconveniente.

Deja un comentario